Si queremos eliminar el olor a pescado de nuestra vajilla podemos sumergir ésta en una vasija con té muy cargado, o frotarlos con media cebolla. El vinagre también es un buen aliado contra los malos olores.

Si lo que deseas es acabar con el olor a pescado que te ha quedado en la casa tras cocinar, quema café molido en una sartén. Un remedio preventivo es frotar bien el pescado con limón antes de cocinarlo.