La lechuga se aliña en el último momento. Se recomienda, en las ensaladas, echar primero el aceite, remover y luego incorporar el vinagre, la sal y, si se quiere, pimienta.