Entrada

Aprovechar la piel de la patata

Hasta la piel de la patata se puede aprovechar. Una vez bien lavada, córtala en tiras muy finas y, como si de patatas fritas se trataran, fríela en aceite de oliva caliente hasta que queden bien crujientes. Estas tiras fritas de piel de patata son ideales para decorar carnes o añadir a ensaladas, dándoles así un toque muy original.