Si quieres que cuando cocines el bacalao, éste te quede tierno, tan sólo tienes que añadir al agua una pizca de bicarbonato. Así te quedará un bacalao más suave y tierno.