Entrada

Bollería del día anterior

Si quieres rejuvenecer tus croissants, ensaimadas o bollitos de leche, porque se han quedado algo secos, envuélvelos en papel absorbente de cocina e introdúcelos en el microondas a potencia máxima, pero sólo durante 3 ó 4 segundos, dependiendo de la cantidad. Sólo hay que conseguir que queden ligeramente calientes y comerlos inmediatamente después. Si se calientan en su totalidad, o se espera demasiado tiempo para consumirlos, se ponen mucho más secos y duros de lo que estaban en un principio.
Para hacer esta misma operación en el horno tradicional habría que envolverlos en papel vegetal e introducirlos en el horno calentado a 100ºC pero ya apagado.