Si vas a preparar unas brochetas de carne o de verduras, humedece el palo de madera antes de colocar los alimentos para evitar que se queme. Así el resultado será más rico y sin el peligro de que la comida sepa mal.