Los pulpos que podemos encontrar actualmente en el mercado ya no son tan duros como los de antes, y no requieren que se les golpee o que se sumerjan tres veces en agua caliente para ablandarlos. Será suficiente con cocerlos durante 7 minutos en una olla exprés superrápida, con el agua que les queda del lavado. Durante la cocción, el mismo pulpo expulsará hasta un cuarto de litro de agua.
El pulpo podrás cocerlo al mismo tiempo con unas patatas sin pelar, las cuales podrás usarlas como guarnición del mismo.
Los pulpos ya son sabrosos por sí solos, de modo que no será necesario que la añadas al cocerlos.