Entrada

Cómo aprovechar las hojas de lechuga más verdes

Las hojas de lechugas  que están un poco feas y no nos sirven para ensaladas (romanillas, acelgas, canónigos…) podemos juntarlas con otras verduras para elaborar purés o cremas de verduras ricas y suaves. Estas hojas más feas suelen ser las exteriores y más verdes, donde precisamene se concentra una mayor cantidad de vitaminas. Por ello, este consejo es ideal para aprovechar todas esas vitaminas que suelen acabar en el cubo de la basura.