Entrada

Cómo cocer mejillones al vapor

Para cocer los mejillones apenas necesitaremos agua. Bastará con un chorreón de limón o vino blanco y una hoja de laurel.
Es importante que limpiemos bien los mejillones antes de cocerlos. Para ello deberemos eliminar todas las “barbas” e incrustaciones que contenga la concha.
Una vez la cacerola esté bien caliente, introducimos los mejillones y el líquido. Acto seguido, colocamos la tapadera para que los vapores se concentren y hagan que el mejillón se abra. En cuanto estén todos abiertos, retira la cazuela del fuego y sácalos para evitar que se sigan cociendo y se deshidraten.
No cuezas demasiados mejillones al mismo tiempo, pues los de arriba impedirán que los de la base se abran.