Entrada

Cómo conservar el perejil

Os proponemos dos maneras de conservar el perejil. La primera consiste en introducirlo en un frasco, sin sus tallos, en la nevera. También se conserva muy bien si lo envolvemos en papel de cocina ligeramente humedecido.
Si tienes mucho perejil y no sabes qué hacer con él, tritúralo con aceite de oliva. De esta manera obtendrás un original aceite de perejil, con el cual podrás decorar tus platos y aliñar ensaladas.