Entrada

Confitura de tomate en el microondas

La forma más sencilla y limpia de hacer nuestra propia confitura de tomate es usando el microondas. Para ello debes volcar en un recipiente hondo ½ kilo de tomates maduros, pelados y troceados. Ahora tapa el recipiente con film transparente y cocina, a potencia máxima, durante 8 minutos. El siguiente paso consistirá en triturar el tomate con la batidora. Añade 350 gr. de azúcar, remueve y cuece (ahora sin tapar). Programa primero 5 minutos, y ve añadiendo minutos hasta que la confitura adquiera la textura deseada. Hay que tener en cuenta que, una vez fría, la consistencia del tomate se hará más espesa.