Entrada

Conservación de las claras de huevo

Cuando para una receta has usado sólo las yemas de los huevos y te han sobrado las claras, guárdalas, recién separadas de sus yemas, en el congelador. Mételas en un recipiente hermético, te durarán varios meses. Luego podrás emplearlas para muchas preparaciones, como tortillas, suflés, etc. Para descongelarlas, introdúcelas en la nevera (en su mismo recipiente).
En la nevera también aguantan vario días, siempre que la temperatura sea la adecuada, unos 4ºC.
Por cierto, para separarlas de las yemas no hay que usar las cáscaras, ya que no siempre están limpias y contienen restos de excrementos. Para ello existen unos artilugios (“separadores de claras”) con los cuales se manipulan muy poco las cáscaras de los huevos.