Entrada

Conservación de los plátanos

El plátano es una de las frutas más queridas y consumidas por las familias españolas, pero presenta el inconveniente de que madura muy deprisa, y tenemos que apresurarnos en consumirlo. Para retrasar la maduración podéis recurrir a varios trucos:

1- Envolver el plátano en papel de periódico y guardarlo en el frigorífico.
2- Pelar el plátano y envolverlo en papel aluminio (guardar en frigorífico también)
3- Quizás el truco que mejor funciona consiste en introducir los plátanos en una bolsa de plástico (las de congelación van perfectas) junto con medio limón, en el frigorífico.

Aunque quizás el mejor consejo para evitar que los plátanos maduren tan rápido es comérselos al momento!