Para que las uvas y las ciruelas pasas nos aguanten más tiempo, en vez de dejarlas en agua, remójalas en té. Verás como así se conservarán mucho mejor.