Para que las aceitunas que tenemos en casa se conserven por un mayor tiempo, y para darles un toque diferente de aroma y sabor, guárdalas en frascos de cristal, cúbrelas con agua salada y añádeles unas gotas de limón.

Las aceitunas negras también debemos conservarlas en frascos de cristal, y para mejorar su sabor le agregaremos uno o dos dientes de ajo picado, un poco de tomillo y la cubrimos con aceite de oliva.

Debemos esperar mínimo uno siete u ocho días, para que las aceitunas tomen el sabor del aliño.