Los plátanos se conservan mejor en la nevera si los pelas y los envuelves en papel de aluminio.