Las tablas de cortar alimentos son fundamentales en la cocina, y siempre deben estar limpias para así evitar focos de infección. Para su mantenimiento os proponemos los siguientes consejos:

  1. – Utiliza tablas de poliuretano en lugar de tablas de madera.
  2. – Lávalas escrupulosamente y desinféctalas con lejía después de cada uso.
  3. – Tras cortar carnes o alimentos que manchen en exceso, ráspalas con una espátula antes de limpiarlas.
  4. – Evita dar golpes fuertes con el cuchillo sobre la tabla, ya que las marcas o grietas que dejes serán difíciles de limpiar y acumularán en su interior mucha suciedad.