Si queremos que nuestros empanados queden más sabrosos y con un aspecto delicioso, añádele al pan rallado un poco de cebolla picada, ajo en polvo, nuez moscada y perejil picado también muy fino. Mézclalo todo muy bien y reboza tus carnes y pescados con esta mezcla.

Es un truco muy sencillo con el cual podremos conseguir unos empanados muy sabrosos, crujientes y apetecibles.