Entrada

Endibias en perfecto estado

Para conservar las endibias y evitar que se pudran, siempre debemos sacarlas de las bandeja de plástico, ya que es muy fácil que este material las recueza y adquieran un color marrón. Es conveniente cubrirlas con un paño húmedo cuando estén enteras. Si las queremos utilizar de un día para otro, podemos dejarlas en la nevera en un recipiente con agua fría. El frío endurecerá la hoja, resultando más crujiente en las ensaladas.