La mayoría de las masas requieren que se espolvoreen con harina para que no se adhieran a la encimera. Sin embargo, si realizamos esta operación sobre una lámina de silicona, no necesitaremos emplear harina.
En el caso particular de la pasta de almendras, muy pegajosa, debe forrarse además el rodillo con film transparente para que ésta no se quede adherida al mismo.
Si no dispones de estas láminas de silicona puedes emplear también film transparente, aunque, al ser éste tan fino, nos será más incómodo de manipular.