¿A quién no se le ha pegado alguna vez la pasta al cocerla? Para que esto no suceda, añade un chorrito de aceite de oliva al agua de cocción. Con ello evitaremos estar removiendo continuamente.