Si a la hora de cocinar necesitas tan solo unas gotas de limón, no lo abras entero ysa que se estropearía sin necesidad. Pínchalo con un tenedor, exprime lo que necesites y vuelve a guardarlo. Se mantednrá en perfectas condiciones para la próxima vez.