Entrada

¿Qué hacer para no llorar mientras picamos cebolla?

¿Quién no ha llorado nunca al cortar una cebolla?
En las células de la cebolla existen unos compuestos que contienen azufre. Pues bien, cuando picamos la cebolla rompemos las células de ésta y dichos compuestos sufren una reacción química que los convierte en moléculas sulfuradas, de mayor volatilidad, que se liberan en el ambiente.
Estas moléculas, al tomar contacto con la humedad de nuestros ojos, generan ácido sulfúrico, lo cual irrita los glóbulos oculares y nos hace llorar para diluir el ácido y así proteger nuestros ojos.
Aquí te proponemos una serie de trucos para evitar que el cortar una cebolla se convierta en algo tan dramático:
- Puedes cortar la cebolla bajo un chorro de agua fría.
- También puedes introducir la cebolla en el congelador 10 minutos antes de cortarla.
- El tercer y último truco que te proponemos es mojar con vinagre el filo del cuchillo que vas a emplear para cortar la cebolla. Haciendo esto también te librarás de llorar.