Entrada

Las acelgas, cómo cocerlas y conservarlas

Para manipularlas correctamente hay que lavarlas rápidamente, sin dejarlas en remojo y sin trocear. Lo ideal es cocerlas al vapor en una olla superrápida.
Como son muy ricas en agua (más de un 70%), no es necesario añadirle más para cocinarlas. Con la suya propia y la que queda tras el lavado será suficiente. Por cierto, se cuecen en 2 minutos.
Una vez las hayamos cocido, ya sí podremos trocearlas. Si las troceamos antes de cocerlas éstas perderán parte de sus propiedades en el agua de cocción.
Si se trata de acelgas congeladas, cuécelas sin nada de agua en el microondas, bien tapadas. En 5 minutos estarán lista.
Si has comprado acelgas y no puedes cocinarlas ese mismo día, envuélvelas en papel de cocina e introduce este paquete en una bolsa de plástico. Si las metiésemos directamente en la bolsa de plástico, las acelgas sudarían y, al seguir respirando, se pudrirían en poco tiempo.