Para evitar que tus paellas se oxiden tras usarla, cubre la superficie de esta con papel de estraza bañado en aceite una vez la hayas lavado bien con agua y jabón.