Utiliza el pan duro que tengas guardado para hacer torrijas. En cuanto lo mojes en leche verás como queda esponjoso.