No tires los restos de pan que te vayan sobrando de días anteriores. Ve guardándolos para hacer tu propio pan rallado.