Para ensaladas, las patatas las coceremos siempre con piel. Es además más recomendable cocerlas al vapor, pues de esta manera la patata no perderá tantos nutrientes.
También existen en el mercado unas patatas pequeñitas, especiales para cocer, que se venden ya envasadas y que son perfectas para incluir en nuestras ensaladas.
Es preferible pelar y aliñar las patatas cuando éstas aún estén calientes, ya que de esta manera la patata absorberá mejor los sabores.