Los pimientos son uno de los vegetales que mayor contenido en vitamina C poseen, incluso más que las frutas. Puedes asarlos en el microondas, siempre que se haga en un recipiente bien tapado. Son perfectos los grandes y pesados, que son más carnosos. Para pelarlos, una vez asados, déjalos sudar en el interior de un tupper hermético. De esta manera la piel se desprenderá casi sola. Otro truco para pelar los pimientos asados consiste en introducirlos, justo después de sacarlos del horno, en un recipiente con agua y hielo. El brusco contraste de temperatura hará que la piel se separe de la carne del pimiento, facilitando mucho la tarea.