Un sencillo pero efectivo truco para conservar las peras durante más tiempo consiste en colocarlas en una bandeja, preferiblemente plana, con los rabitos hacia arriba y separadas entre sí. Verás cómo te aguantan más tiempo!