Entrada

Plancha de cocinar como nueva

Si quieres que la pancha donde cocinas tus pescados y carnes te quede bien limpia y, además, la conserves durante muchos años, sólo tienes que seguir los siguientes pasos:

1. Primero, ráspala bien con una rasqueta para quitar los restos de carne, pescado o verduras
2. Friégala a mano con detergente y un estropajo.
3. Ahora sécala muy bien con una servilleta de papel o papel de cocina.
4. Frota la piel de un limón lavado por la plancha. A continuación, extiende sal gruesa por la plancha y quítala con un papel de cocina. Esto neutralizará los olores de la plancha  y nos permitirá  la próxima vez sin que se transmitan olores anteriores.
5. Pon la plancha a calentar de nuevo sobre un fuego moderado durante unos minutos. Con esto conseguiremos que se seque completamente.
6. Finalmente, moja un trozo de papel de cocina (o servilleta) con aceite de oliva y extiéndelo por toda la plancha. De esta manera evitaremos que la plancha se nos oxide y, además, la próxima vez que la usemos no será necesario engrasarla.