Si se te ha quemado el arroz o las legumbres que estás cocinando, lo que tienes que hacer es retirar rápidamente la olla del fuego y pasar la comida, sin rascar el fondo, a otro recipiente nuevo. Además, añade una hoja de lechuga y ponlo a cocer sólo unos minutos, con la tapa puesta. Agrega también un poco más de líquido a la cocción.