Las setas son un perfecto alimento para servir como entrante o guarnición de una gran variedad de alimentos. Poseen un elevadísimo contenido en agua, lo cual hace que su valor calórico sea muy bajo. Además, son una excelente fuente de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes, muy beneficiosas para la salud.

Te proponemos a continuación la elaboración de dos ricas salsas de setas:

La primera consistiría en pochar cebolla con un poco de aceite. A continuación, añade la seta que desees y rehógala con esa cebolla. Añade ahora un poco de agua y cocina durante un par de minutos. Tritura el resultado y cuélalo. Puedes añadirle también un poco de nata líquida para suavizar.

Otra salsa de setas que está muy rica y se cocina en un santiamén es la siguiente: Sofríe un diente ajo con un poco de aceite. Añade las setas y saltéalas con el ajo. Cubre con agua y cocina durante un par de minutos. Retira del fuego y agrega una cucharadita de mostaza antigua y una pizca de curry. Tritura y cuela la salsa. Deliciosa!

Un par de datos curiosos acerca de las setas:

Sabías que el emperador Claudio, sucesor de Calígula, fue asesinado a manos de su esposa Agripina al suministrarle ésta dosis masivas de la venenosa oronja verde (Amanita Phalloides)?

El ser vivo más grande del Planeta es una seta: En 1992, un equipo de la Universidad de Toronto (Canadá), descubrió que el micelio del hongo Armillariella bulbosa ocupaba unas 15 hectáreas, pesaba varias toneladas y tenía una antigüedad de unos 1500 años.