Seguro que todos sabéis preparar una salsa rosa. Haces un poco de mayonesa, le echas un poquito de tomate ketchup, bates, …

Pero si de verdad queréis darle un toque especial a vuestra salsa rosa, añadidle un chorrito de vermouth rojo de la marca que más os guste. También le va muy bien unas gotitas de zumo de naranja y otras de tabasco. Veréis como lo agradecen las gambas!