Entrada

Suavizar y potenciar el sabor de las cebollas y cebolletas

Para suavizar el sabor de las cebollas y las cebolletas que añadimos a las ensaladas, tan sólo tendremos que dejarlas reposar, una vez cortadas, con una pizca de azúcar. Al rato, lávalas con agua. De esta manera el fuerte sabor habrá desaparecido.

Si, por el contrario, lo que deseas es potenciar su sabor, macéralas con aceite de oliva, pimentón dulce, sal, vinagre y perejil. Este es también un estupendo método de conservación, por lo que podremos disponer de cebollas maceradas durante varios días en el frigorífico.