Los mejores tomates para elaborar salsas son los llamados tomates “pera”, que reciben este nombre por su forma alargada. Se caracterizan por su dulce sabor, y debes asegurarte de que estén bien maduros y con la piel lisa.