Si estás a dieta y no quieres dejar de disfrutar de una rica tortilla de patata, emplea patatas hervidas en lugar de patatas fritas. Con ello conseguirás reducir considerablemente las calorías de tu tortilla.