Si dispones de un pelador de cuchilla transversal puedes obtener unas láminas de zanahoria muy finas, que resultarán muy decorativas para todas tus ensaladas.