Los chocos contienen muy poca grasa y son una excelente fuente de proteínas
Un choco de unos 2 kg., 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 cebolleta, 1 puerro, 1 alcachofa y 4 huevos de codorniz. Para la salsa: 2 cebollas, 4 dientes de ajo, 5 tomates, 1 hoja de laurel, unas hebras de azafrán, 100 ml. de vino blanco, 2 cucharadas de pimentón dulce y 2 litros de caldo de pescado.
Calorías 72 kcal / 100gr
Proteína 16.1 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Nuestros expertos nos sorprenden esta semana con un vídeo donde nos enseñan a preparar unas albóndigas muy especiales a base de choco.

La semana que viene prometen sorprendernos de nuevo, esta vez con una delicioso plato de Solomillo Wellington.

Albóndigas de choco con alcachofas y huevos de codorniz

 Así lo cocinamos

Limpia el choco y pícalo bien fino.

Pica la cebolla, la cebolleta, el ajo y el puerro muy finamente y póchalo todo en una sartén con un poco de aceite.

Cuando las verduras estén bien blanditas, añádeselas al choco picado, pon a punto de sal y forma las albóndigas.

Ahora enharina las albóndigas, fríelas en una sartén con abundante aceite de oliva y resérvalas sobre papel absorbente.

La salsa: Elabora un refrito bien caramelizado con la cebolla, el ajo, el tomate y el azafrán. Cuando tengas el refrito bien cocinado, añade el vino blanco y el pimentón dulce.

Introduce las albóndigas en la salsa y cocina durante 30 minutos a fuego suave.

Para la presentación del plato coceremos unos huevos de codorniz y los cortaremos por la mitad.

Por último, y para terminar el plato, limpia una alcachofa, lamínala y fríela en abundante aceite de oliva.

 Trucos y Consejos

Si a la hora de formar las albóndigas la masa se nos adhiere a las manos, mójate las palmas con un poco de agua. Verás qué diferencia!

 Información Nutricional

Los chocos contienen muy poca grasa y son una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, así como de hierro, magnesio, sodio, fósforo y vitaminas de grupo A, B y E.

En cuanto a las verduras que hemos empleado para elaborar el refrito, van a aportar más vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.

Este receta se convierte, por tanto, en una opción bastante equilibrada, ya que contiene un importante abanico de nutrientes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina