El parmesano es un queso muy versátil que puede ser degustado sólo, rallado en ensaladas, o como condimento para platos de pasta
6 colas de gambón
100 gr. de crema de queso
cebollino
tomillo y pimienta
1 limón
200 gr. de parmesano
12 puntas de espárragos verdes cocidos
1 trufa negra (de 20 gr. aproximadamente)
sésamo
1 chorreón de leche.

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Nuestros expertos cocineros, Javi y Lucas, nos proponen hoy un rico aperitivo original y que se prepara en unos minutos.

Cestitas de parmesano

 Así lo cocinamos

Comenzamos haciendo una masa con la crema de queso, aligerándola con la leche y con unas gotas de limón, cebollino cortado finamente, la trufa negra rallada, unos daditos de gambones previamente cortados y salteados, unas gotas del aceite de saltear los gambones, unas hojitas de tomillo, sal y pimienta al gusto. Mezclamos muy bien con ayuda de una lengua o una cuchara y reservamos.

Ahora, hacemos las galletas de parmesano rallándolo y disponiéndolo sobre un silpat (o un papel de cocina encerado) en forma circular. Encima disponemos la ralladura del limón, el sésamo y cebollino. Horneamos para que el queso se funda pero sin que tome demasiado color. Cuando sacamos del horno, y aún caliente, disponemos en un molde para que tome forma de vasito.

Colocamos las cestitas de parmesano en un plato y las rellenamos con la crema de queso. Encima de cada cestita colocamos un dadito de gambón y una punta de espárrago. Ya tenemos listo este rico plato.

 Información Nutricional

El parmesano rallado contribuye al aumento del valor calórico del plato debido principalmente a su contenido graso, si bien aporta cantidades importantes de proteínas, y de algunos minerales.

La crema de queso contribuirá, además de aportar algo de grasa, al aumento del calcio en el plato.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina