Entrada

Chuletitas de cordero con puré de boniatos

La carne de cordero es rica en ácidos grasos saturados, y ello hace que sea una de las carnes más jugosas y sabrosas.
4 chuletas de cordero
2 batatas
1 cucharadita de miel
1 chorreón de oloroso
200 gr. de pan rallado
especias para el pan (comino
pimentón
clavo
laurel
tomillo
pimienta negra y blanca
guindilla y sésamo
5 papas baby cocidas
1 pimiento verde
1 cebolleta
3 dientes de ajo
80 gr. de jamón ibérico
100 ml. de jugo de carne
2 regaliz zara
2 huevos.
Calorías 250 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 20 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Nuestros expertos cocineros, Javi y Lucas, nos proponen hoy una receta muy original idónea para los paladares más exquisitos.

Chuletitas de cordero con puré de boniatos

 Así lo cocinamos

Ponemos en la batidora el pan rallado junto con todas las especias. Trituramos hasta conseguir un fino polvo.

Asamos las batatas y machacamos con ayuda de un tenedor. Añadimos la miel y el oloroso y enfriamos para que coja cuerpo.

Untamos el puré sobre ambas caras de la chuletita previamente salpimentadas y colocamos en un recipiente engrasado con aceite para que no se pegue. Pasamos las chuletas por el huevo y después por el pan rallado especiado.

Freímos antes de emplatar (podemos darles un golpe de horno por si quedan poco hechas por el centro).

Disponemos el jugo de carne con el regaliz y cocemos lentamente.

Salteamos las patatas con el ajo, la cebolleta y el pimiento verde. Ya fuera del fuego, añadimos el jamón cortado en tiras.

Presentamos colocando en el plato las patatas en diagonal y encima las chuletitas empanadas. Terminamos con la salsa de regaliz y ¡ya tenemos listo un original plato!

 Información Nutricional

La carne de cordero es rica en ácidos grasos saturados, y ello hace que sea una de las carnes más jugosas y sabrosas. Pero ese alto contenido en grasa va a hacer que no se indique su consumo para aquellas personas que padezcan de problemas cardiovasculares. Tampoco se recomendará a quienes padezcan de hiperuricemia (gota), pues también contiene una alta proporción de ácido úrico. El cordero aporta además proteínas de buena calidad, hierro y minerales entre los que destacan el fósforo y el potasio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina