Entrada

Conejo en salsa con aceitunas

La temporada de caza es la ideal para disfrutar de este original plato
Un conejo de caza (con sus higaditos
corazón y riñones)
una cebolla
2 cebolletas
un puerro
4 dientes de ajo
200 gr. de tomate triturado
una lata de aceitunas verdes rellenas de pimiento
100 ml. de vino blanco
romero
tomillo
orégano fresco
pimienta negra
una cucharada de pimentón dulce
un chorreón de coñac aceite de oliva y sal.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Contamos con la experiencia de Lucas y Javi para aprender a hacer de forma fácil y cómoda recetas tan deliciosas como este Conejo en salsa con aceitunas.

Recuerda que cada semana publicaremos nuevas videorecetas con “Nuestros Expertos” para darte nuevas ideas en la cocina.

Conejo en salsa con aceitunas

 Así lo cocinamos

Dora el conejo troceado en una cazuela junto con los ajos (enteros y sin pelar) y un chorreón de aceite. Una vez dorado, retíralo de la cazuela y reserva.

Pica las verduras finamente y sofríelas en la misma cazuela donde refreímos el conejo.

Cuando las verduras comiencen a tomar color, vuelve a introducir el conejo en la cazuela para cocinar el conjunto durante 5 minutos.

Transcurrido este tiempo, incorpora el tomate triturado y cocínalo hasta que quede bien refrito.

Añade ahora el pimentón dulce y el vino blanco.

Cubre con agua y añade las hierbas, las aceitunas y la pimienta negra.

Cocina a fuego suave durante media hora.

Mientras se está cocinando el conejo, saltea las vísceras a fuego vivo en una sartén con unas gotitas de aceite de oliva, vierte un chorrito de coñac y flambea.

Tritura el salteado flambeado con un poco de caldo de cocción y añade el resultado al guiso.

 Trucos y Consejos

Cuando añadas el pimentón al refrito, vierte el vino blanco inmediatamente para que el primero no se queme. Si se nos quema el pimentón, éste dará un sabor amargo al guiso que no resultará nada agradable.

 Información Nutricional

La carne de conejo, además de ser muy rica en proteínas, es muy magra, es decir, contiene muy poca grasa. En esta receta, el conejo lo hemos cocinado con verduras como la cebolleta, el puerro y el tomate, las cuales van a aportar una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.

Las aceitunas que acompañan a nuestro conejo son una estupenda fuente de ácidos grasos insaturados, que nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Gracias al intenso aroma y sabor que las especias dan a este guiso, se puede evitar la adición de sal, algo que puede resultar beneficioso para aquellas personas que sufran problemas de hipertensión o de retención de líquidos. En resumen, se trata de un plato poco calórico, sin apenas colesterol y lleno de proteínas y vitaminas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina