La calabaza, por su cremosa textura y color, se convierte en una de las verduras más idóneas para la preparación de cremas
½ kg. de calabaza
100 gr. de cebolla
½ litro de caldo de verduras
50 gr. de mantequilla
100 gr. de nata montada
la piel de media naranja
1 pizca de sal
100 gr. de setas
4 lonchas de jamón
1 huevo
1 rebanada de pan para los costrones.
Calorías 29 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.6 gr / 100gr
Índice glucémico 75

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Lucas y Javi nos preparan una crema calentita de calabaza, muy recomendable para combatir el frío en esta época del año.

Crema de calabaza

 Así lo cocinamos

Pon a rehogar la cebolla, la calabaza y la piel de naranja con la mantequilla.

Una vez tengamos todo bien rehogado, añade el caldo y deja cocinar hasta que la calabaza quede bien tierna.

Tritura el conjunto y pon a punto de sal y pimienta.

Por último, agrega la nata montada.

Unta un poco de film transparente con aceite de oliva, casca un huevo y envuélvelo con el film hasta conseguir un saquito, el cual coceremos en agua hasta que cuaje.

Acompaña la crema con el huevo, las setas salteadas con los costrones de pan y unas lonchas de jamón.

 Información Nutricional

La calabaza, por su cremosa textura y color, se convierte en una de las verduras más idóneas para la preparación de cremas. Contiene hidratos de carbono y fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal. El color anaranjado de la calabaza se lo confiere el betacaroteno, sustancia que, además de favorecer el cuidado de nuestra piel y nuestra vista, ejerce una acción antioxidante. Otra propiedad de la calabaza es la de protectora de la mucosa del estómago, lo que la hace muy recomendable para aquellas personas que sufren de acidez, mala digestión, gastritis o úlcera.

La nata presente en esta crema aumenta el contenido en grasas y calorías, aunque también aporta calcio, necesario para la salud de nuestros huesos y para prevenir la osteoporosis. Por su parte, el huevo y el jamón enriquecerán el plato con una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina