El langostino se caracteriza por su saludable valor nutricional, ya que no aporta demasiadas calorías, es muy rico en proteínas y contiene poca grasa
Mezclum de lechugas, 8 langostinos pelados, 2 paraguayos, 100 ml. de aceite, 40 ml. de vinagre balsámico, medio aguacate, 1 cebolleta, 6 tomates cherry. Para la tempura: 10 gr. de levadura, 250 gr. de harina, 300 ml. de agua con gas, sal, azúcar, una clara de huevo.
Calorías 104 kcal / 100gr
Proteína 24.3 gr / 100gr
Grasa 0.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 5

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Javi y Lucas, nuestros expertos de cocina, nos muestra cómo hacer una rica ensalada de langostinos crujientes y paraguayos.

Ensalada de langostinos crujientes y paraguayos

 Así lo cocinamos

Comenzamos cortando la cebolla en juliana y los tomates cherry en cuartos. Limpiamos el aguacate y lo troceamos en dados gruesos. Mezclamos todo y reservamos.

Pelamos los paraguayos y cortamos en trozos. Ponemos en un vaso junto con el aceite, el vinagre balsámico y la sal para triturar. Si notamos que la mezcla queda demasiado espesa podemos rectificar con agua.

Y ahora nos ponemos con la tempura. Para ello, tenemos que montar la clara ligeramente, añadimos el agua y disolvemos la levadura en la mezcla. Incorporamos la harina y un poco más de agua hasta conseguir la textura deseada.

Por último, cortamos los langostinos en dados gruesos, les agregamos la tempura, cubriéndolos bien, para freírlos en aceite bien caliente.

Con todo listo, ya sólo queda presentarlo. Ponemos en un plato el mezclum de lechugas, previamente aliñado con la vinagreta de paraguayo. Encima añadimos la mezcla del aguacate y terminamos con los dados de langostinos crujientes. Si se desea, se puede añadir un poco de cebollino.

 Información Nutricional

Las ensaladas elaboradas a partir de hojas de lechuga son siempre las más ligeras. Además, aportan una buena cantidad de fibra y ácido fólico, una vitamina que interviene en el desarrollo y la maduración de los glóbulos rojos.

El langostino, por su parte, se caracteriza por su saludable valor nutricional, ya que no aporta demasiadas calorías, es muy rico en proteínas y contiene poca grasa. La única desventaja que presenta su consumo es su moderado contenido en colesterol, algo que deberán tener en cuenta todas aquellas personas que padezcan displemias y problemas coronarios.

La tempura, por su parte, va a aumentar su contenido calórico.

El paraguayo, por su parte, tiene un alto contenido en fibra, lo que ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Supone también un buen aporte en potasio, y también un poco de magnesio y yodo. Su contenido vitamínico también es importante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina