Entrada

Mousse de chocolate blanco con fruta de la pasión

La fruta de la pasión, o maracuyá, es originaria del amazonas, su sabor es agridulce y produce efectos relajantes
250 gr. de cobertura de chocolate blanco
500 gr. de nata
1 huevo
1 yema de huevo
2`5 hojas de gelatina
125 gr. de puré de fruta de la pasión
125 gr. de leche condensada
25 gr. de harina
20 gr. de agua de rosas
50 gr. de kirsh (licor de cerezas)
4 bizcochos de soletilla.
Calorías 550 kcal / 100gr
Proteína 8 gr / 100gr
Grasa 31 gr / 100gr
Hidratos de carbono 59 gr / 100gr

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Lucas y Javi proponen este delicioso postre como brillante colofón de una cena romántica. Si quieres sorprender a tu pareja no te pierdas esta vídeoreceta

Mousse de chocolate blanco con fruta de la pasión

 Así lo cocinamos

La mousse: Pon a fundir el chocolate. Hierve un poco de nata y diluye en ella las hojas de gelatina.

En un bol, bate la yema de huevo con el huevo entero. Para que monte más rápido, móntalo en un baño María.

Con la ayuda de una lengua, añade a lo anterior las hojas de gelatina con la nata.

Ahora ve incorporando, poco a poco, el chocolate blanco fundido.

Ya sólo nos queda añadir el puré de fruta de la pasión, mezclar bien e introducir en el frigorífico.

Las galletas de leche condensada: En un bol, bate la leche condensada con la harina hasta conseguir una pasta homogénea.

Extiende esta pasta sobre una placa de horno forrada con papel de horno de manera que quede muy fina, casi transparente.

Hornea a 170ºC hasta que queden bien doradas. Entonces, disponlas sobre un rodillo para darles forma.

Corta los bizcochos en daditos y humedécelos con el kirsh y el agua de rosas. Ahora dispón una base de bizcochitos en un vaso ancho. Cubre con la mousse ya fría y repite la misma operación.

Decora con las galletas de leche condensada.

 Información Nutricional

Por la composición nutricional de los ingredientes que se incluyen en esta mousse, el valor calórico del postre es muy elevado, a expensas sobre todo de las grasas procedentes del chocolate y la nata. Por lo tanto, su consumo no está aconsejado para las personas que deben restringir la grasa de su alimentación. En concreto este alimento esté desaconsejado para las personas que padecen hipercolesterolemia debido a la grasa saturada que aporta la nata. Así mismo deben evitar este postre las personas diabéticas, ya que en su elaboración se emplea una cantidad de azúcar considerable (presente en la leche condensada).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina