Entrada

Mousse de coco con piña y granizado de ron

El agua de coco se encuentra en el interior del fruto, mientras que la leche de coco se obtiene exprimiendo la pulpa
250 gr. de puré de coco escurrido, 500 gr. de nata para montar, 20 gr. de azúcar moscovado, 200 gr. de piña fresca. Para el granizado de ron: ½ litro de agua, 100 gr. de azúcar y 70 gr. de ron blanco.
Calorías 385 kcal / 100gr
Proteína 4.6 gr / 100gr
Grasa 36.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.7 gr / 100gr
Índice glucémico 45

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Postre.

Nuestros expertos nos proponen en esta ocasión un postre muy refrescante para hacer frente al calor típico de esta época del año

Mousse de coco con piña y granizado de ron

 Así lo cocinamos

La mousse: Lo primero que haremos será montar la nata a punto de nieve. Ahora le añadimos el puré de coco escurrido y mezclamos con movimientos envolventes para que la mousse no pierda volumen. Reservamos en la nevera.

La piña: Pela y corta la piña en daditos regulares. Entonces, saltéala con el azúcar moscovado hasta que quede caramelizada. Reservamos fría.

El granizado de ron: Pon al fuego el agua, el azúcar y el ron. Una vez rompa a hervir, apagamos el fuego, dejamos enfriar e introducimos en el congelador. A la hora de emplatar, rallaremos la superficie con un tenedor para así obtener el granizado.

El emplatado: En una copa de cóctel, coloca una base de mousse de coco bien fría. Sobre ésta disponemos el salteado de piña y, finalmente, el granizado de ron blanco.

 Información Nutricional

El ingrediente estrella de este postre es el coco, un fruto muy aromático de sabor intenso y agradable. Es muy rico en sales minerales, como el magnesio, el fósforo y el calcio, que participan en la mineralización de los huesos. También posee un elevado contenido en fibra, que le va a conferir a este fruto propiedades laxantes. Por su alto valor energético, deben moderar su consumo las personas que tienen exceso de peso y por su elevado aporte de potasio, no se aconseja a quienes tienen insuficiencia renal.

Para la elaboración de esta mousse hemos empleado nata, que se caracteriza por su marcado perfil lipídico. Gran parte de esta grasa es saturada, que se relaciona con el aumento de colesterol en sangre, por ello, no es un postre aconsejado para personas que padecen de hipercolesterolemia.

En esta receta también encontramos piña, una fruta rica en fibra y que posee muy pocas calorías. Además, es una buena fuente de vitaminas y minerales. En su composición destaca también la presencia de una enzima llamada bromelaína, que facilita la digestión de las proteínas. Eso sí, la hemos salteado con azúcar, por lo que el valor calórico del postre se va a ver incrementado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina