Entrada

Pechuga de pollo con gambas al ajillo, manzana y foie

En la cocina actual no es extraño encontrar combinaciones de tierra y mar, o de ingredientes dulces y salados
200 gr. de pechuga de pollo
una manzana Granny
10 gambas
100 gr. de hígado de pato
1 nuez de mantequilla
2 dientes de ajo picado
romero
vainilla
canela en rama y perejil picado.
Calorías 113 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 3.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

En este vídeo Lucas y Javi rinden tributo a la fusión, combinando ingredientes tan dispares como el pollo, la manzana, las gambas, o la vainilla.

Pechuga de pollo con gambas al ajillo, manzana y foie

 Así lo cocinamos

Pica el ajo y sofríelo en una sartén junto con la nuez de mantequilla. Una vez el ajo comience a dorar, incorpora a la sartén el pollo troceado y rehoga el conjunto. Ahora agrega la manzana cortada en daditos junto con la vainilla, la canela y el romero. Cuando tengas todo bien rehogado, añade las gambas peladas, cocina durante un par de minutos y retira del fuego.

Ya fuera del fuego, incorporaremos el foie, el jugo de las cabezas de las gambas y perejil picado. Ponemos a punto de sal y emplatamos.

 Información Nutricional

El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando lo consumamos sin piel. Además, contiene muy poca grasa y sus proteínas son muy fáciles de asimilar, por lo que es un alimento que está especialmente indicado para los niños, ancianos y todas aquellas personas que tengan el estómago delicado.

En esta receta acompañamos el pollo con manzana, una fruta que, a pesar de no tener un valor nutricional destacable, posee unas extraordinarias propiedades medicinales, como la laxante y la astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de padecer diarrea (pelada y rallada) o estreñimiento (cruda y con piel). Además, la manzana de esta receta, al estar cocinada, es muy recomendable para aquellas personas que siguen una dieta blanda, ya que son más digeribles que la pieza de fruta cruda.

Otro ingrediente que interviene en nuestra receta es la gamba, muy rica en proteínas, minerales y compuestos antioxidantes. Pero este crustáceo también contiene una buena cantidad de colesterol, algo que deberán considerar aquellas personas que padezcan hipercolesterolemia. Debemos tener en cuenta que esta receta también contiene hígado de pato, que es muy graso y va a elevar el valor calórico del plato.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina