Los pestiños son un dulce típico de la Semana Santa andaluza
500 gr. de harina
1 vaso de anís
100 gr. de manteca de cerdo
1 punta de sal
1 cucharada de azúcar de vainilla
ajonjolí
1 vaso pequeño de agua
ralladura de una naranja
azúcar glass y miel.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

 Al igual que otras muchas elaboraciones dulces de nuestra gastronomía, los pestiños forman parte del legado culinario que nos dejaron los árabes tras La Reconquista.
En este video Javi y Lucas nos enseñan a elaborar este tradicional dulce, uno de los postres más representativos de la Cuaresma andaluza.

Pestiños caseros

 Así lo cocinamos

Coloca todos los ingredientes, a excepción de la harina, en un bol grande. Tritura y ve añadiendo la harina poco a poco, hasta obtener una masa compacta.

Espolvorea la masa con el ajonjolí y estírala hasta conseguir una lámina bien fina.

Corta dicha lámina en cuadrados de 5 cm x 5 cm.

Para darles forma de pestiños, une dos de las puntas previamente humedecidas en agua.

Fríe los pestiños en abundante aceite.
 

Una vez fritos, escúrrelos bien y espolvorea algunos con azúcar glass y otros con miel.

 Información Nutricional

Los pestiños son un postre muy típico de la cuaresma andaluza. Los ingredientes empleados para la elaboración de este dulce son muy calóricos, como la manteca de cerdo, que posee un elevado contenido en grasas y calorías. Por ello, es un postre del que no deben abusar aquellas personas con problemas de hipercolesterolemia o sobrepeso.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina