El cerdo ibérico destaca por el elevado contenido en proteínas y ácidos grasos monoinsaturados
400 gr. de presa
100 gr. de jamón ibérico
100 gr. de espárragos verdes
50 gr. de almendra laminada
50 gr. de cebolleta picada
50 gr. de setas
1 chorreón de manzanilla
100 gr. de habas
1 huevo cocido
1 diente de ajo
1 rama de romero
1 rama de tomillo.

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Nuestros expertos elaboran una carne mechada usando para ello presa de cerdo ibérico

Presa mechada con setas y habas

 Así lo cocinamos

Corta el jamón en tiras y corta los espárragos por la mitad, a lo largo.

Ahora mecha la presa con el jamón y los espárragos. Para ello nos ayudaremos de una aguja mechadora.

Una vez mechada la presa, salpiméntala e introdúcela en el horno durante 25 minutos a 180 grados centígrados.

Mientras se hornea la presa, saltea el ajo con la cebolleta. Una vez la cebolleta se encuentre bien pochada, añade las setas picadas. A continuación, vierte el vino blanco, el huevo cocido y la almendra laminada.

 Información Nutricional

La carne de cerdo ibérico destaca fundamentalmente por el elevado contenido en su composición de proteínas con una elevada calidad biológica, así como por la alta cantidad de ácidos grasos monoinsaturados que ésta presenta. De hecho, es tan elevada la proporción de estas grasas en el cerdo ibérico que se le ha llegado a denominar “olivo con patas”.

Esta carne es igualmente rica en vitamina B1 y en menor proporción en B2 y B3, así como en cinc y potasio. No obstante, a pesar de ser un alimento cardiosaludable, no conviene abusar de su consumo, por la elevada cantidad de grasa que presentan muchas de las partes del canal.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina