Entrada

Rollitos de atún sashimi con aguacate

Delicioso aperitivo de atún rojo con toques orientales
150 gr. de atún
100 gr. de aguacate
20 gr. d brotes de soja
1 lima
rúcola
20 gr. de salsa de soja
cilantro
1 cucharada de jengibre rallado
1 tomate en dados
100 gr. de aceite de oliva
pimienta negra recién molida y sal.
Calorías 226 kcal / 100gr
Proteína 21 gr / 100gr
Grasa 15.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

En esta ocasión nuestros expertos elaboran un exótico entrante con toques orientales. No te pierdas este vídeo y sorprende a tus comensales con esta sencilla receta.

Rollitos de atún sashimi con aguacate

 Así lo cocinamos

Corta el atún en láminas muy finas.

Corta el aguacate por la mitad, retira la semilla y, con la ayuda de una cuchara, extrae la carne. Tritura la carne del aguacate y mézclala con el zumo de lima, el cilantro, la sal y la pimienta.

Para la vinagreta, mezcla los daditos de tomate con el jengibre, el aceite y la salsa de soja.

Extiende las láminas de atún y extiende sobre cada una de ellas un par de cucharadas del puré de aguacate. Encima dispondremos unos brotes de soja y la rúcola. Enrolla las láminas de atún sobre sí mismas, de tal forma que formemos un rollitos relleno.

Rocía los rollitos con la vinagreta de tomate.

 Información Nutricional

El atún, gran protagonista de la receta que nos ocupa, es uno de los pescados más consumidos en nuestro país. Esta variedad de pescado azul posee un 15% de grasa, lo que lo convierte en un pescado graso, pero se trata de una grasa rica en ácidos grasos omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre, contribuyendo de esta manera a reducir el riesgo de sufrir arterioesclerosis y trombosis.

El atún es también rico en vitaminas y minerales. Entre las vitaminas encontramos las del tipo B (B2, B3, B6, B9 y B12), que aportan ácido fólico y son beneficiosas para la vista, y las vitaminas A Y D, que son liposolubles. En cuanto a los minerales, el fósforo y el magnesio sobresalen en la composición nutritiva de este túnido, sin despreciar su contenido en hierro y yodo.

El otro ingrediente que comparte protagonismo con el atún en esta receta es el aguacate, un fruto de sabor delicado y de fácil consumo, rico en grasas monoinsaturadas, antioxidantes y minerales. Teniendo en cuenta dichas propiedades nutritivas, es muy recomendable para todos los segmentos de la población: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas, madres lactantes y personas mayores. Sin embargo, al ser bastante calórico, se ha de moderar su consumo en caso de sobrepeso u obesidad.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina